martes, 26 de febrero de 2013

Arte político, politizado y politiquero

(Foto tomada del material de difusión en Facebook producido por Thyssen-Bornemisza Art Contemporary) 


Es recurrente enrostrarle a algunos artistas politizados la incorrección política de los mecenas que los patrocinan.

A Doris Salcedo, con su Shimboleth, una larga grieta expuesta en el suelo de la Galería Tate de Londres, se le criticó el apoyo tácito que recibió de la empresa Unilever como patrocinadora del espacio expositivo (ver los cinco textos de Carlos Salazar publicados en esferapublica.org).

Las declaraciones de Salcedo con su obra, su alusión politizada a los “bordes”, a “la experiencia de los inmigrantes, a la segregación, al odio racial, a la persona del tercer mundo que viene al corazón de Europa”, fueron ampliadas con interpretaciones menos prosaicas, poco difundidas, pero igual de críticas: la exposición de la grieta de la civilización fue financiada por una empresa conocida a nivel mundial por contribuir a ese mismo agrietamiento. Unilever ha producido abusos laborales, civiles y ecológicos en los “bordes”, en países del “tercer mundo”, hechos trágicos que afectan a esos mismos “inmigrantes” que Salcedo representa. La artista adujo en voz baja que ella misma había pagado por el costo de producción de la obra y que durante la cena inaugural se retiró del recinto para evitar darle la mano al presidente de la empresa. Sin embargo, ninguna de estas acciones evitó que el aura de Salcedo, la fama de su escultura excepcional, su espacio negativo, fueran positivas para la multinacional y armónicas con las “Unilever series”.

Como este caso, hay muchos otros. A los artistas politizados que participan de la lotería de premios de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño les cae con todo su peso la imagen del político con tufo fascista que da nombre a esa entidad.  A los artistas politizados que colaboran con las fundaciones Daros y Thyssen-Bornemisza Art Contemporary se les puede endilgar su connivencia con estas iniciativas “filantrópicas” europeas que proyectan una imagen glamurosa capaz de camuflar los orígenes turbios de los dineros y filiaciones que las sustentan (ver el texto de Guillermo Villamizar publicado en esferapublica.org)

Los artistas politizados criollos son catadores de tragedias, con sapiencia informativa y locuacidad verbal pretenden denunciar y subvertir todo lo que está mal —por estos días está de moda hacer obras contra la minería—, pero ese mismo esfuerzo va en morderse la lengua y así evitar que sus críticas se extiendan a la escena del arte de la que participan; críticos implacables con el mundo son dóciles con el mundillo del arte.

¿Qué es arte político?, es la pregunta que se hizo Susan Buck-Morss en una ponencia de 1997. En uno de los párrafos más agudos la escritora se refirió al trabajo mancomunado del politizado mundillo del arte y a su intento de respuesta. Dice Buck-Morss: “A uno le queda la sensación de que durante las últimas cinco décadas los teóricos y los artistas han estado hablando entre ellos mismos, en una conversación mediada por los críticos de arte que excluye al público en general de esta discusión.” Y en esa conversación el mundillo del arte cierra filas en torno a sus engendros mediáticos. Concluye Buck-Morss: “Los teóricos críticos legitiman a los artistas, quienes a su vez legitiman a los teóricos produciendo una tradición de arte político bastante satisfecha de mantenerse como “arte”, una sub-categoría de la historia del arte.”

A esto parece que ha llegado el arte político: es un género más, parecido al de pintar bodegones o marinas en el siglo XIX. Ahora bien, tal vez ese pintorcito decorativo, ahora tan ninguneado, sea el más político, a fin de cuentas, indiferente a todos, hace lo que le da la gana, está en otro tiempo, usa la política como material para hacer arte y no el arte como pretexto para hacer política.  La política estaría en la acción muda, creativa, contingente y hasta cínica de los artistas, no en su politiquería.

(Publicado en Revista Arcadia #89)



jueves, 7 de febrero de 2013

El "kienyke” del arte contemporáneo colombiano (TBA21 Curatorial Tour)



El 23 de enero el periódico El Tiempo anticipó la llegada de unos ilustres visitantes al país con el siguiente titular Curadores ingleses y austriacos, tras el arte colombiano, y subtituló la noticia así: “El viernes llegan al país unos 40 especialistas en artes plásticas, que buscarán obras en Bogotá, Cartagena y Cali.” Luego, el día 4 de febrero, por el mismo medio se comunicó el veredicto de la visita: Escena artística colombiana, una de las mejores del mundo y se comentó: “Visita de un grupo de personalidades del arte deja un balance más que satisfactorio”.

¿Qué hizo que esta visita fuera un éxito y Colombia fuera certificada bajo los más altos estándares del arte internacional? Por casualidad, o causalidad, pero más por la ansiedad de saber si esta encumbrada comitiva me iba a visitar a mi taller o si yo estaba invitado o qué, encontré el itinerario en internet. En la página que se hizo pública por unos días (ya fue desactivada en parte pero queda su cache), pude ver la agenda día a día programada para los visitantes. Y no, no iban a visitarme (ni siquiera mi coleccionista salía en el programa).



A continuación se ofrece este material en exclusiva para los lectores de este blog, editada en traducción de Google al español. Se trata de un recorrido intenso, detallado y extenuante por tres ciudades de Colombia, una faena que le permitirá a todo diletante cultural ver una radiografía exacta del “kienyke” del arte contemporáneo colombiano.

Jueves 24 de enero.
—7:15 am: Londres (LHR) París (CDG) Bogotá (BOG) Cartagena (CTG). 20:55: Llegada a Cartagena (CTG) reunión con guía, Vicente Casas
—21:45 Check-in en Casa San Agustín. Los huéspedes serán recibidos en el vestíbulo del hotel por Louise McKinney, Director de Campañas, Serpentine Gallery.
—22:30 Cena. Servicio a la habitación o en el hotel.


Viernes 25 de enero
—09 a.m.-12 p.m.: Tour en bote por la Bahía de Cartagena. Dirigido por Alberto Abello, el paseo incluirá una breve visita a la isla fortificada de Tierra Bomba, donde llegaron los primeros pobladores de Colombia. Durante la semana del Festival Hay está también La Otra, un proyecto fundado por Jairo Valenzuela y Elisabeth Vollert que se dedica a crear nuevas plataformas para exposiciones e intercambios entre artistas, académicos y público en general. Entre las actividades organizadas el grupo de curadores puede presenciar la presentación titulada Encuentro de Semillas y Territorio III. Un especial encuentro entre agricultores y científicos que apunta a cuestionar la producción de alimentos y los sistemas de distribución de las sociedades capitalistas tardías, se examinan los cultivos "transculturales" y la alteración genética de las semillas en las economías de hoy, en búsqueda de sistemas más viables y sostenibles de producción y distribución de alimentos en el futuro.



—12:30 pm: Almuerzo en 'Casa de los Búhos', casa del artista Ofelia Rodríguez. Artsita colombiana conocida por sus pinturas de técnica mixta que están imbuidas con colores vibrantes y juguetonas imágenes. Su obra es humorística e intuitiva, mientras que refleja los elementos de desplazamiento cultural en el contexto de Europa Occidental y con referencias visuales de América.
—2:35-17:00: Visitas de estudio y galería al estudio de Rafael Ortiz. Oportunidad única para ver el detrás escenas del taller de este artista colombiano.
—5:00 pm: Limonada de descanso patrocinada por Marca País en el Hotel Santa Clara.
—17:30-18:30: Hay Festival. Mesa redonda en el Hotel Santa Clara. Serie de dos mesas redondas sobre el tema del arte contemporáneo colombiano, con Tupac Cruz y los cineastas Carl Michael von Hausswolff y Nordanstad Thomas en conversación con el artista Boris Ondreicka.
—7:00 pm: Tiempo Personal.
—8:00 pm: Cena ofrecida por Erica Roberts, propietaria de Casa San Agustín en Casa San Agustín.

Sábado 26 de enero
—8:45 am. Desayuno en la casa restaurada de Andrés Uribe Crane.
—9:15-11 a.m. "Club brutal de los no tan madrugadores" Hans Ulrich Obrist en conversación con tres artistas colombianos importantes.

Álvaro Barrios (n. 1945) Director del Museo de Arte Moderno de Barranquilla, es una figura esencial dentro de la escena del arte contemporáneo colombiano. Como artista es más conocido por sus grabados populares que se remontan a 1974 y su asociación con el grupo Nadaista, un movimiento literario colombiano que se estableció en Medellín en 1958, fue inspirado por el dadaísmo y tiene lazos con la Generación Beat.

Wilger Sotelo Rojas (n. 1980) Es una artista con sede en Barranquilla, su obra se caracteriza por imágenes con carga política que representan la lucha de la Cartagena marginal. Ha participado en varios eventos: Festival Vivamérica, Ibero América en Marcha, organizada por Casa de América, Madrid, España (2007); Carta (ajena), curada por José Ignacio Roca y Jorge Díez, Cartagena (2007) y Encuentro Entre Dos Mares Bienal de Sao Paulo.

Maria Isabel Rueda (n. 1972). Nacida en Cartagena y con sede en Barranquilla, ella se ocupa de las cuestiones regionales. Por ejemplo, su última serie se centró en Puerto Colombia, la entrada principal de la mayor migración temprana en Colombia.

—11:00 am: Salida hacia el Colegio del Cuerpo
—11:30 horas: Presentación organizada por Alvaro Restrepo, Director. Colegio del Cuerpo, fue fundada Restrepo en 1997 y es una de las compañías de danza de América Latina de mayor renombre. Con sede en Cartagena, su misión es ayudar a los niños desfavorecidos a superar la pobreza y la desigualdad social, enseñándoles la danza y la música. Inicialmente, Colegio del Cuerpo se centró en los jóvenes de bajos ingresos barrios de Cartagena, pero recientemente la escuela se ha inscrito estudiantes de otras ciudades del país, así como de Alemania e Islandia.
—13:00-2:00 pm Almuerzo en el Club de Pesca. Invita el coleccionista Pierre Huber. Con Roberto Gómez y representantes de TBA21.



—2:20-17:00: Visita a Manga y barrio Getsemani. Con Alberto Abello y la artista local Ruby Rumie. Cartagena es principalmente conocida por su arquitectura colonial española, pero el barrio Manga muestra una mezcla de estilos interesantes que datan de finales del siglo XIX a principios de siglo XX. Getsemani una vez fue el barrio de los esclavos de edad durante el período colonial, pero en los últimos años se ha convertido en un destino residencial para artistas e intelectuales. Sin restauración, esta zona mantiene su sentimiento colonial y pintorescas calles. Visita a la Ciudad Móvil y al Ruby Rumie Studio. Ciudad Movil sirve como un laboratorio para artistas locales e internacionales, particularmente especializada en performance y música. Rumie es una artista local que encuentra inspiración en su entorno. Recientemente ha hecho la transición hacia una práctica más social impulsada gracias a su colaboración con la población local y la política, cuestionando el patrimonio territorial y el papel del artista en la sociedad. Su obra se exhibe en la galería Nohra Haime que tiene sede en Cartagena y que organiza la próxima Bienal de Arte Contemporáneo que tendrá lugar en la ciudad.



—5:00 pm - 5:30 pm: Limonada patrocinada por Marca País. Programa del Hay Festival en el Hotel Santa Clara. Hans Ulrich Obrist, Jose Roca y Bernardo Ortiz en conversación con Boris Ondreicka.



José Roca (n. 1962) Curador líder colombiano fue nombrado Estrellita Brodsky B. Curator adjunto de arte latinoamericano de la Tate en 2012. Anteriormente, dirigió el programa artístico en el Banco de La República en Bogotá durante 10 años y en 2007 fue miembro del jurado en la 52 ª Bienal de Venecia.

Bernardo Ortiz (n. 1972) Artista y escritor colombiano, su trabajo se centra en las nociones de tiempo y banalidades diarias, registra actividades normales, como dormir, comer y leer en la forma de escritura y dibujo, que convierte en parte de la práctica artística. Su primera exposición individual, titulada Dibujos, está actualmente en la Galería Casas Riegner en Bogotá.

Boris Ondreicka (nacido en 1969) Artista eslovaco, cantante y curador, lidera la iniciativa de arte, tranzit.sk, se desempeñó como co-comisario de Manifesta 8, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo. Ha expuesto obras en Manifesta 2, la Bienal de Venecia, NYC PS1 y TBA21.

—7:30 pm: La Embajada Británica ofrece party en el Palacio de la Inquisición.
Recepción ofrecida por Su Excelencia Sir Lindsay Croisdale Appleby.



—20:45: Salida recepción ofrecida por Juan Manuel Echavarría, conducida por Juan Manuel Echavarría y en la que Juan Manuel Echavarría abrirá al grupo otra hermosa casa colonial restaurada.



Domingo 27 de enero
—9:24-10:51 am: Vuelo a Bogotá
—12:00 pm: Llegada al Hotel Casa Medina.



—12:30 pm. Visita a la casa del coleccionista Roberto Pombo y Santos Juanita (por desgracia —nada grave— los anfitriones no estarán presentes debido a un compromiso previo). Su hogar fue construido por el famoso arquitecto Chuli Martínez, Juan Carlos Rojas hará una visita guiada al grupo.
—13:00-14:30: Almuerzo en la residencia de la coleccionista Lilly Scarpetta seguido de visita guiada con la curadora Ana Sokoloff.



—15:00-16:00: Visita a la Colecciones de César Gaviria y Solita Mishaan con los
curadores Jaime Cerón y María Paz.

Jaime Cerón es un curador colombiano muy respetado, trabaja con el Ministerio de Cultura.

César Gaviria es un político colombiano, se desempeñó como Presidente de Columbia entre 1990-1994. Es un coleccionista y fundador de la Galería Nueveochenta en Bogotá. Su hija, María Paz, es la Directora de la Feria Internacional de Arte, ARTBO, que tendrá lugar en Bogotá en octubre.



—16:30-17:30: Colección José Gutiérrez y Vicky Turbay. Comprende obras que datan desde el advenimiento de la modernidad en Colombia hasta la actualidad. El tour está dirigido por la curadora Carmela Jaramillo, Directora del Departamento de Arte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.
—5:45-18:30: Visita a la Colección Lorenzo Kling. Arte Contemporáneo de Colombia. Incluye obras de artistas como Danilo Dueñas, Delcy Morelos y Fernell Franco, el apartamento fue diseñado en colaboración con el arquitecto Simón Vélez. Bebidas y hors d’oeuvres serán servidas.
—6:30 pm: Tiempo personal
—8:30 pm: Cena ofrecida por Celia Birbragher, fundadora de la revista Art Nexus.



Lunes 28 de enero
Caminata del Hotel a Casas Riegner Gallery. Desayuno visitado a la exposición de Miguel Ángel Rojas con el artista.

Miguel Angel Rojas (nacido en 1946) Artista conceptual que crea un trabajo que explora la sexualidad, la marginalidad, la violencia y los problemas generados por el abuso de drogas y el tráfico ilegal en Colombia.



—9:20 am: Brevísima presentación de José Antonio Suárez Londoño en Casas Riegner Gallery

José Antonio Suárez Londoño (1955) hace dibujos delicadamente detallados utilizando una variedad de medios de comunicación en formato miniatura. Su show más reciente titulado "Anuarios" tuvo lugar en The Drawing Center en Nueva York.

—10:30 h: Visita al estudio de la artista pop colombiana Beatriz González y recorrido por la colección del Museo Nacional con la Señora Directora María Victoria Robayo.

Beatriz González (n. 1938) es una figura destacada entre los artistas pop de América Latina, ella explora en sus trabajos los sujetos socio-políticos, en particular los de la violencia y la corrupción que se intensificó durante los años 1980 y 1990. En 1979 comenzó famoso un diario visual de dibujos basados ​​en fotografías de prensa del entonces presidente, Julio César Turbay Ayala.

—11:15 am: Visita con Beatriz González a los "Columbarios", un proyecto realizado en el Cementerio Central, en colaboración con la artista Doris Salcedo. Visita al Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, con el director Camilo González Posso y el arquitecto Juan Pablo. Este nuevo edificio diseñado es un centro de memoria y estudio dedicado a las víctimas de la violenta historia de Colombia.



—1:00 pm: visita de estudio al artista Juan Manuel Echavarría con Juan Manuel Echavarría.

Juan Manuel Echavarría (n. 1947) comenzó su carrera como escritor antes de dedicarse a la fotografía. En 1998 realizó su primera exposición individual en Nueva York. Desde entonces ha presentado su obra en veinte exposiciones individuales posteriores y cientos de exposiciones colectivas, proyecciones y festivales de cine. Es bien conocido por su mundialmente aclamada obra Boca de Ceniza (Mouth of Ashes).



—1:30 pm Almuerzo ofrecido por Juan Manuel Echavarría en Fulanitos Restaurante (tenga en cuenta que "Demostraciones", organizado por TBA21, comienza a las 2 pm, por lo tanto, aquellos huéspedes que deseen dirigirse directamente deben asesorar al personal de logística. Lunchboxes se proporcionaran para ellos.)
—15:00 LIA LAB "Manifestaciones" organizadas por TBA21. El programa LIA LAB incluye la participación de Rodrigo Facundo, Johanna Calle [poeta visual], Gabriel Sierra, Pablo Leyva, López Mateo, David Peña, Icaro Zorbar, entre otros [y el arquitecto de Colombia Giancarlo Mazzanti]. Tenga en cuenta que se ha eliminado María Teresa Hincapié de esta lista. [Todos los artistas y el arquitecto hablarán y harán sus performances en inglés —no habrá streaming, registros ni servicio de traducción alguno—. Habrá una sala con meriendas para los miembros del TBA 21 que quieran salir o descansar durante las "manifestaciones" de algunos artistas.]



—18:40: Transporte a la Universidad Nacional para el estreno mundial de la película “Golden Days”, rodada por los artistas suecos Carl Michael von Hausswolff y Thomas Nordanstad por encargo exclusivo de Thyssen-Bornemisza Art Contemporary. La película se centra en la ciudad de Remedios, en el norte de Colombia, donde la tradición de la minería del oro ha existido desde el año 1500. Al describir el paisaje social cotidiana y el mundo de la minería subterránea, la película captura toda la esencia del lugar. El uso del sonido es una característica central de la película, que incorpora tanto EVP (fenómenos electrónicos de voz) y técnicas de espectroscopía de emisión.



—8:30 pm: Museo de Arte Universidad Nacional visita guiada con el artista Miguel Ángel Rojas y la Directora María Belén Sáez de Ybarra

Martes 29 de enero.
—6:00 am: Traslado al aeropuerto El Dorado de Bogotá. Vuelo Avianca a Cali.
—10:00 am: Visita al Oscar Muñoz Studio

Oscar Muñoz (n. 1951) utiliza técnicas poco ortodoxas de impresión fotográfica y mecánica, así como de vídeo para producir obras que investigan la relación entre la imagen y la memoria. Mediante la manipulación de imágenes fotográficas para reflejar el proceso de recuerdo que se desvanece, su obra alude a la naturaleza transitoria de la existencia humana.

—11:30 am: Visita al Museo La Tertulia con el curador Miguel González. Visita al Archivo del fotógrafo Fernell Franco, considerado uno de los pocos fotógrafos que desarrollaron una visión lírica distinta del cambio hacia la modernidad en América Latina.
—1:00 pm Almuerzo en Platillos Voladores
—2:00 pm: TBA21 "Demostraciones" - Lugar a Dudas. El programa incluye presentaciones de Oscar Muñoz, Wilson Díaz, Ana María Millán y Helena Producciones, Sandoval Rosenberg, Ramírez Sebastián y Florez Erica. [Los miembros del TBA 21 que quieran descansar de los artistas pueden retirarse para permitir la entrada del público. Todos los artistas hablaran y harán sus performances en inglés —no habrá streaming, registros ni servicio de traducción alguno—].



—6:46-19:44: Vuelo de Avianca en Bogotá
—8:30 pm: Tiempo personal
—9:30 pm: Cena. El menú fue especialmente concebido como una colaboración entre el artista Nicolás de París y el chef Ángel Moreno Abadia de Chocó. Contará con platos especiales adornados con ingredientes autóctonos de la Costa Pacífica colombiana. Artista y chef guiarán a los visitantes a través de una experiencia gastronómica especial. La cena tendrá lugar en la cafetería de la oficina de Lowe-SSP3, generosamente cedido para la ocasión por José Miguel Sokoloff, publicista de renombre, socio de Lowe-SSP3 e importante coleccionista de contemporáneo.



Miércoles 30 de enero
—07:45-08 a.m.: Dejar equipaje con el vestíbulo.
—8:45 am -10:15 am Visita Mateo París y Nicolás López Studio.
—10:40 am - 12:45 am: Visita a galerías. La Central. Fundada por Kathy Hernández y Beatriz López, se centra en los jóvenes artistas colombianos e internacionales como Josué Okon, Carolina Caicedo y Felipe Arturo. Galería Sextante. Una galería de larga data y taller de impresión, es conocida internacionalmente por su obra gráfica de alta calidad y por su sólido programa de artistas colombianos, en especial a Juan Manuel Echavarría. Nueveochenta. Con jóvenes artistas colombianos, fue fundada por el ex presidente César Gaviria y el coleccionista y Carlos Andrés Hurtado.
—1:00 pm: Almuerzo rápido en el Bar de Harry (Harry’s Bar).
—2:30 pm: Otras galerías. Alonso Garcés. Fundada en 1977 es una empresa líder en el arte contemporáneo colombiano e internacional, apoya a artistas como Thomas Ruff, Beatriz González y Hiroshi Sugimoto. Organiza un promedio de seis exposiciones al año y participa en ferias de arte internacionales. NC Arte. Parte de la Fundación Neme y su programa de responsabilidad social contribuye al desarrollo y crecimiento de las artes visuales en la sociedad colombiana a través de sus programas culturales y educativos. Su misión es promover, investigar y contextualizar el arte a través de exposiciones y proyectos multidisciplinares que lleven a la reflexión. Valenzuela Klenner. Fundada en 1989 promueve el arte latinoamericano con atención muy especial a los artistas colombianos. Esta el sector de La Macarena, en pleno centro cultural de Bogotá. En 2011, la galería fue incluido en "Best of Art Basel 2011" por ARTINFO.
—3:00 pm: Salida hacia el aeropuerto destino Air France a París (CDG).



[Próximo destino de Thyssen-Bornemisza Art Contemporary: Dubai]

miércoles, 6 de febrero de 2013

El arte de escribir sobre arte

Barnes+Gericault

El escritor Julian Barnes vendrá a Cartagena a participar en dos conversaciones del Hay Festival. Hablará sobre Gustave Flaubert y sobre su última novela, El sentido de un final. Ambas charlas son prometedoras para el que tenga interés en leer y escribir: Barnes es agudo y lo que dice, y cómo lo dice, revela una profunda comprensión del arte de la escritura. Estos diálogos le vendrían bien a la parroquia del mundo del arte donde abundan los escribidores pero son pocos los escritores.

La escritura sobre arte es un género secuestrado en dos estrados judiciales. Uno, el de la Corte Suprema de la Academia, donde historiadores, sociólogos y teóricos confeccionan volúmenes cifrados que serán leídos únicamente por otros académicos, una cofradía cancilleresca que evade las suertes riesgosas de la subjetividad y la interpretación en aras de objetividad, verificación y autoperpetuación (“publique o perezca” es un lema tácito en las universidades). El otro tribunal es el del publireportaje, ahí, curadores y uno que otro escribidor producen por encargo ripios elogiosos y parrafadas predecibles destinadas a comunicados de prensa, catálogos y libros. En ambas instancias lo ganado en disciplina y prestigio es perdido para el arte de narrar e interpretar. En vez de tomar lo mejor de los dos estrados —el análisis complejo de lo académico y la claridad del “qué, cuando y cómo” del periodismo— se toma lo peor de cada uno: la frigidez ilustrada y el infomercial.

“Devolvamos a nuestros ojos la ignorancia”, es una de las tantas frases que resuenan en la cabeza luego de sumergirse en la lectura del capítulo quinto del libro Una historia del mundo en diez capítulos y medio de Julian Barnes. Esta pieza de escritura habla de arte a partir de una obra: Escena de naufragio. La pintura de Gericault que partió del incidente real del encallamiento de La Medusa, un velero de una expedición francesa al Senegal, en 1816, y el destino posterior de 50 tripulantes en una balsa, abandonados a mar abierto por 13 días hasta que 15 de ellos fueron rescatados.

Barnes divide su texto en dos partes. La primera es una crónica detallada de los hechos: la balsa, las castas, la precariedad, las pugnas, la sinrazón, el canibalismo, los avistamientos y el rescate. Una narración vívida donde el escritor contrasta el toma y dame entre la Naturaleza y la voluntad humana. Al final de este recuento, Barnes parece naufragar entre la razón y la imaginación y filtra un par de datos ambiguos, un recurso que pondrá al lector en guardia y en la disposición para pasar a la segunda parte y recibir de entrada una pregunta irónica a rajatabla: “¿Cómo se puede transformar la catástrofe en arte?”.

Barnes, con el mismo desorden sublime del pasado y un claro entendimiento del siempre en el ahora, logra darle una vuelta de tuerca a la cuestión: “No es que simplemente imaginemos los padecimientos en aquella embarcación fatal; no es que simplemente nos convirtamos en los sufridores. Ellos se convierten en nosotros […] ¿Cuán raramente encuentran nuestras emociones el objeto que parecen merecer? […] Todos estamos perdidos en el mar, zarandeamos entre la esperanza y la desesperación, llamando a algo que tal vez nunca venga a rescatarnos. La catástrofe se ha convertido en arte; pero este no es un proceso reductor. Libera, engrandece, explica. La catástrofe se ha convertido en arte; eso es, después de todo, para lo que sirve”.

¿En qué momento la escritura desde el arte dejó su ascendente literario y pasó a ser academicismo o publicidad? Autores como Barnes muestran un espacio olvidado que merece ser recobrado, su crítica está a la altura de las obras, a la altura de las catástrofes.

(Publicado en Revista Arcadia #88)